viernes, 27 de noviembre de 2015

Pueblos Indígenas en América Latina en cifras



La última ronda de censos disponibles en la región da cuenta de la existencia de más de 36,6 millones de indígenas en América Latina, lo cual representa alrededor del 7 por ciento de la población total. México, Guatemala, Perú y Bolivia concentran las poblaciones más numerosas en términos absolutos y porcentuales, dado que ostentan más del 80 por ciento del total (30 millones). En el otro extremo, Argentina, Venezuela, Paraguay, Costa Rica, El Salvador y Brasil tienen el porcentaje más reducido de población indígena, mientras que El Salvador y Costa Rica tienen las poblaciones indígenas más reducidas en términos absolutos (13.310 y 104.143 personas, respectivamente) (ver el Mapa).



Sin embargo, comparar la información censal de varios países puede ser problemático por una serie de motivos. El Salvador, por ejemplo, tiene el porcentaje más bajo de población indígena (0,2 por ciento); sin embargo, alrededor del 86 por ciento de su población se califica como “mestiza,” una opción no contemplada en muchos otros países. Es difícil predecir cuántos “mestizos” se hubieran autoidentificado como “indígenas” de no existir la primera opción en Salvador, y viceversa en otros países. Además, la información oficial sobre los pueblos indígenas no es concluyente, dado que la recolección de información censal sigue presentando un gran número de dificultades técnicas y sociológicas. Otras fuentes basadas en estimados y datos no oficiales hablan de 40 o incluso 50 millones de indígenas en América Latina (cerca del 10 por ciento de la población total), ver cuadro.


Si bien los territorios tradicionales han sido uno de los referentes más comunes de continuidad histórica, identidad y autodeterminación para los pueblos indígenas, el informe revela que el 48 por ciento de la población indígena latinoamericana reside actualmente en centros urbanos. Esta transición obedece a numerosos factores, pero uno de los factores que propician la migración del campo a la ciudad son las grandes disparidades que existen entre ambos espacios en términos de acceso a servicios públicos, así como de oportunidades económicas. En las ciudades, los indígenas tienen 1,5 veces más probabilidades de tener acceso a electricidad y más de 1,6 veces más probabilidades de tener acceso a agua potable. Asimismo, las poblaciones indígenas urbanas tienen 1,2 veces más probabilidades de terminar la educación primaria, 3 veces más probabilidades de concluir la secundaria y 7,8 veces más probabilidades de culminar estudios de educación superior.


Fuente:
Los Pueblos Indígenas en América Latina
Banco Mundial
© 2014 Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento / Banco Mundial
1818 H Street NW
Washington DC 20433
Teléfono: +1 202 473 1000
Página web: www.bancomundial.org